Integración de sistemas de automatización industrial

Siempre que nos enfrentamos en MME a la integración de sistemas de automatización industrial de alguno de nuestros clientes, nuestro objetivo es crear líneas directas de comunicación entre los distintos sistemas automatizados que conviven en el final de línea. 

De este modo, dichos sistemas pueden llegar a interactuar entre ellos y con los operadores, lo que, como hemos podido comprobar en diversos proyectos de ingeniería industrial que hemos realizado, aumenta la eficiencia del proceso productivo. 

 ¿Por qué la integración de sistemas de automatización industrial es importante para tu empresa?

Cada vez son más las empresas que nos contactan con la necesidad de contar con sistemas de automatización completamente integrados. Según nuestra experiencia, esto es especialmente importante en empresas con complejos sistemas de producción, en los que la falta de comunicación entre los distintos equipos de la línea puede generar importantes ineficiencias. 

Una consecuencia natural de esta integración es que los equipos involucrados pasan a ser compatibles con el IoT (Internet of things) industrial. En la práctica, hemos podido ser testigos de cómo el “internet de las cosas” nos permite una comunicación más efectiva entre las diferentes máquinas, que analizan información y resuelven problemas sin tener que depender necesariamente de la interacción con un operador. 

Cómo funciona la integración de sistemas de automatización industrial

Los sistemas de automatización industrial que ponemos en marcha en MME siempre tienen como objetivo la supervisión y el control de una tarea concreta dentro del proceso de final de línea de una fábrica. Por tanto, la integración de estos sistemas funciona mediante la:

  • Combinación de las tareas de cada sistema dentro del proceso de embalaje;
  • Conexión a través de una red común y segura; 
  • Comunicación mediante un software común o compatible en todos los sistemas.

Existen varios tipos de integración de sistemas de automatización, siendo el más frecuente el SCADA (sistema de control de supervisión y adquisición de datos), que combina elementos de software y hardware para permitir que las empresas supervisen sus procesos productivos de forma local o remota. Sistemas como el SCADA u otros facilitan el procesamiento y monitorización de datos a tiempo real, para corregir posibles desviaciones de manera ágil. 

Tipos de integración de sistemas de automatización 

Integración vertical u horizontal

La integración vertical implica que todos los pasos de un proceso productivo – desde el principio hasta el final de la línea – están conectados. De este modo podemos controlar todo el proceso de producción, analizando los datos de rendimiento y tomando rápidamente decisiones que nos permitan mejorar la eficiencia o corregir problemas. 

Por otro lado, la integración horizontal tiene como objetivo expandir los horizontes de una empresa, ya sea ofreciendo el mismo producto en varios mercados, u ofreciendo productos con ligeras variaciones para satisfacer necesidades ligeramente diferentes. 

En el caso de empresas con un alto componente de automatización industrial es crucial contar con un proceso lo más integrado posible, ya sea de forma vertical o vertical, aunque lo más demandado en nuestra experiencia es la integración vertical (ya sea de todo el proceso productivo o sólo del proceso de embalaje).

Integración SCADA

El sistema SCADA es una de las aplicaciones de sistema de control y automatización industrial más conocidas. Se trata de una herramienta pensada para controlar, supervisar, recopilar datos y emitir informes mediante una aplicación informática.  

La arquitectura básica de un sistema SCADA está compuesta por controladores lógicos programables (PLC) o unidades terminales remotas (RTU): ambos son microprocesadores que se comunican con la maquinaria de fabricación, los sensores y dispositivos dentro de la línea. Toda la información que recaban se envía a ordenadores con software SCADA, que analiza y redistribuye estos datos, ayudando a los operarios a tomar las decisiones pertinentes en tiempo real. 

Lean Manufacturing

El Lean Manufacturing, o Lean Production, es un modelo de gestión empresarial que tiene como objetivo minimizar las pérdidas y maximizar el valor añadido al cliente. 

Cuando uno de nuestros clientes decide seguir esta filosofía y poner el foco en la optimización de su proceso de producción, se beneficia enormemente de la integración de sus sistemas de automatización industrial, ya que gracias a ello son capaces de identificar las tareas del proceso productivo que no aportan valor añadido, llegando a corregirlas y/o a eliminarlas con rapidez. 

Beneficios de la integración de sistemas

Reducción de costes

La comunicación entre los diferentes sistemas del proceso de final de línea que conseguimos mediante la integración de sistemas nos permite una rápida detección de ineficiencias, que son corregidas en tiempo real, ya sea por un operador o por los mismos sistemas de automatización industrial. Esto ocasiona, en nuestra experiencia, una considerable reducción del coste de producción global

Además, el montaje y mantenimiento de sistemas de automatización industrial integrados resulta, a largo plazo, mucho más rentable que los sistemas no integrados.  

Optimización del espacio

Uno de los retos más grandes a los que nos enfrentamos cuando abordamos un proyecto de automatización industrial, es escoger la correcta ubicación física de los diferentes componentes de la línea de embalaje

El primer paso para optimizar el espacio disponible consiste en analizar bien la planta de producción, seleccionando el lugar óptimo para cada maquinaria. 

No obstante, si ya contamos con un sistema de producción integrado, la colocación de los distintos sistemas es más sencilla, puesto que al estar comunicados de forma inalámbrica, la proximidad física ya no es tan determinante. 

Rápida corrección de errores

La comunicación casi instantánea que permiten los sistemas de automatización industrial integrados nos permite recabar datos sobre el proceso de embalaje a tiempo real; datos que son analizados por el software que supervisa la producción y por los operadores humanos. Esto nos permite detectar casi al instante cualquier error, ineficiencia, merma o defecto dentro del proceso de embalaje, y subsanarlo de forma inmediata. 

Procesos más eficientes

Todos los aspectos anteriores – reducción de costes, optimización del espacio, corrección de errores – nos permiten mejorar la eficiencia del proceso de embalaje en particular, y del proceso productivo en general. Con esto conseguimos que nuestros clientes ofrezcan a los suyos un producto de mayor valor añadido, con menos defectos, en el menor tiempo y al menor coste posible.

Integra tu sistema de automatización industrial con MME

En MME somos especialistas en aportar a las empresas soluciones para optimizar el proceso de embalaje de sus productos. En este tipo de procesos de final de línea es fundamental contar con un sistema integrado de automatización industrial. Si aún no lo tienes, ¡podemos ayudarte!

Contacta con nosotros y diseñaremos para ti un sistema de automatización industrial a medida, plenamente integrado y adaptado a tus necesidades y al espacio disponible en tu planta. Las empresas que ya cuentan con ello ven reducidos sus costes de producción y consiguen un embalaje de su producto seguro, de calidad y con el menor coste posible.  

¿Necesita mejorar su línea de embalaje?

Si quiere obtener más información o conocer más sobre los servicios de embalaje que ofrecemos, no dude en contactar directamente con nosotros.

automatización sistemas línea embalaje
Otros artículos que podrían interesarte
¿Le Llamamos?

Indíquenos sus datos de contacto y le llamaremos lo antes posible por teléfono y sin coste.