Detección de trazas de metales en productos alimentarios

La detección de trazas de metales en productos alimentarios es un problema serio que puede causar graves consecuencias para la salud.

El sistema de detección permite detectar las trazas de metales indeseadas en los productos alimentarios y tomar medidas para evitar que los alimentos contaminados lleguen al mercado.

Es importante diferenciar el concepto de detección de trazas de metales con el de trazabilidad alimentaria.

La trazabilidad alimentaria consiste en el rastreo de un producto alimentario a través de toda su cadena, de principio a fin, con el objetivo de poder garantizar al consumidor que el producto que está comprando es seguro, de calidad y que cumple con todas las normas vigentes.

En cambio, la detección de trazas de metales en productos alimentarios se refiere a la identificación de la presencia de metales en los alimentos añadidos durante el proceso de elaboración, manipulación o envasado.

Para que puedas hacerte una idea mejor, aquí tienes una demostración de un sistema de inspección de trazas de metales en productos alimentarios que hemos implementado para uno de nuestros clientes.

¿Cómo aparecen metales en el final de línea?

La aparición de trazas de metales en el proceso de envasado en este sector está provocada por las máquinas a lo largo del proceso de producción en el que se envasan, embalan y transportan los productos alimentarios.

Estas máquinas están en contacto directo con los alimentos, y cualquiera de ellas puede desprender una partícula de metal, un pequeño tornillo o cualquier otro objeto que pueda contaminar el producto.

maquinaria en línea de producción

El metal que más se detecta es el acero inoxidable, ya que es con el que se manufacturan la mayor parte de la maquinaria empleada en esta industria.

Una vez que un objeto metálico entra en contacto con los alimentos, estos quedan contaminados y si no se detecta a tiempo, pueden llegar al mercado y causar graves consecuencias para la salud de los consumidores.

Por esta razón, es muy importante que todas las empresas del sector alimentario implementen un sistema de detección de trazas de metales en sus procesos de producción. Se trata de una medida preventiva que permite detectar la contaminación de los alimentos antes de que salgan al mercado.

Metales pesados en alimentos

Los metales pesados son aquellos elementos que se encuentran en la naturaleza y que inevitablemente pasan a la cadena alimentaria.

Aunque se habla mucho sobre la presencia cada vez más elevada de metales pesados en los alimentos como: el cadmio, el plomo y el mercurio, en realidad son metales que siempre han estado presentes en el entorno, y no son identificados por las máquinas detectoras de metales.

Cuando hacemos referencia a trazas de metales hablamos de la detección de trazas pequeñas (entre 0,1 mm a 1 mm) pero no microscópicas.

Ventajas de implementar un sistema de detección de trazas de metales

Implementar un sistema de detección de trazas de metales en la industria alimentaria tiene muchas ventajas, entre ellas podemos destacar:

Mejora la calidad del producto final

Al detectar las trazas de metales en los productos alimentarios se evita que estos lleguen al mercado y por lo tanto, se mejora la calidad del producto final.

Asegura el buen estado del producto una vez embalado

Esto se traduce en un importante ahorro de costes por posibles devoluciones de proveedores.

Si un proveedor se encuentra trazas de metal en uno de los productos, devuelve el lote entero, y puede incluso llegar a rescindir el contrato por la pérdida de confianza producida.

Reduce el riesgo de incidentes

Si el producto llega al consumidor final sin haber detectado esas trazas de metal, el fabricante y el distribuidor se enfrentarían a un grave problema de imagen por haber puesto a disposición del público un producto no apto para consumo, repercutiendo directamente en las ventas y en la imagen de la marca.

Mejora la trazabilidad del producto

Un sistema de detección de trazas de metales permite conocer en todo momento el estado del producto, y localizar fácilmente el origen del problema en caso de que se detecte alguna anomalía.

Contar con un sistema detector de metales en la industria alimentaria es una garantía de calidad y de seguridad para la empresa, contando con la tranquilidad de cumplir con la normativa vigente.

Detección de trazas en el final de línea

En MME contamos con una amplia experiencia en el sector del embalaje y el envasado, y ofrecemos a nuestros clientes un servicio de calidad en todas las fases del proceso, desde el diseño del producto hasta su puesta en marcha.

Para la detección de trazas en el final de línea contamos con una máquina detector de metales a medida adaptable a cualquier línea de producción, por extremo que sea el ambiente en el que se vaya a instalar.

Detectores de metales a final de línea

Estos sistemas están diseñados y fabricados con lo último en tecnología para captar con total seguridad y precisión, elementos metálicos contaminantes en los productos embalados sin importar al sector o industria a la que pertenezca.

La gran mayoría de los proyectos de ingeniería que se hacen en MME incluyen la detección de metales como uno de sus procesos más relevantes debido a su importancia en la calidad del producto final.

Son muchas las empresas que han confiado en nosotros para implementar su sistema de detección de metales: empresas de cárnica y embutidos, panificadoras, productoras de galletas, fabricantes de detergentes, etc.

Los únicos productos para los que no se puede implementar un sistema con detectores de metales a final de línea, son aquellos que vienen envasados con latas o tapas metálicas.

productos incompatibles con la implementación de un sistema de detección de trazas de metales: los envasados en latas metálicas

Automatización a medida para la industria alimentaria

Un ejemplo de ello es este sistema automatizado de inspección para la industria alimentaria.

Con este sistema conseguimos una inspección total de los productos envasados, detectando con total precisión cualquier tipo de contaminación.

El sistema está compuesto por una cámara de visión, una máquina de detección de metales, de control de peso, de etiquetado, marcaje, visión artificial, rayos X y encajado de productos.

Además, el software es totalmente personalizable y adaptable a las necesidades de cada cliente, lo que nos permite ofrecer una solución a medida y totalmente eficaz.

Para más información, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o de nuestro teléfono de atención al cliente.

¿Necesita mejorar su línea de embalaje?

Si quiere obtener más información o conocer más sobre los servicios de embalaje que ofrecemos, no dude en contactar directamente con nosotros.

automatización sistemas línea embalaje
Otros artículos que podrían interesarte
¿Le Llamamos?

Indíquenos sus datos de contacto y le llamaremos lo antes posible por teléfono y sin coste.